Cerrar

13 trastornos producidos por la ausencia de una alimentación balanceada

13 trastornos producidos por la ausencia de una alimentación balanceada

La alimentación variada y balanceada, se refiere al consumo de alimentos en cantidades adecuadas, de tal manera que garanticemos el aporte de nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Es fundamental para el desarrollo integral del ser humano y de sus capacidades físicas e intelectuales.

Las presiones sociales y el bombardeo publicitario, acerca del ideal de belleza, han hecho que el aspecto físico sea una de las mayores preocupaciones de hombres y mujeres. Sin embargo, el culto por el físico de manera extrema, puede llegar a causar graves trastornos alimenticios, que en muchos casos, tienen su raíz en una baja autoestima y en problemas de tipo emocional.

Trastornos alimenticios más comunes:

  1. Ortorexia: Obsesión por lo que la persona considera una “buena alimentación” y que, por el contrario, lo lleva a evitar grasas, proteínas y vitaminas básicas para el organismo. Paradójicamente su afán por “comer sano” lo lleva a una mala nutrición, anemias, etc.
  2. Vigorexia: Adicción al ejercicio a la que se suma una visión distorsionada de sí mismos, al verse débiles y flacos. Quienes sufren este problema realizan mucho deporte orientado a aumentar la masa muscular y para ello, también consumen suplementos proteicos y anabólicos.
  3. Anorexia: Miedo intenso a ser obeso. Las personas que tienen anorexia están obsesionadas con su físico y lo único que buscan es lucir cada vez más delgados. Por lo mismo, dejan de comer, toman remedios para inhibir el apetito o laxantes para perder más peso de lo recomendado.
  4. Potomanía: Compulsión por beber gran cantidad de líquido, más de 4 litros al día, para obtener sensación de placer y saciedad. De manera compulsiva, la persona desea beber agua en grandes cantidades durante todo el día y lo hace con la intención de llenar su estómago y así evitar comer, por lo que también se le asocia a trastornos alimentarios, como la bulimia o la anorexia.
  5. La bulimia: Es un trastorno mental que consiste en comer de manera compulsiva y luego utilizar métodos compensatorios inapropiados para evitar la ganancia de peso. Los síntomas de la bulimia consisten básicamente en una preocupación obsesiva por la comida, con deseos irresistibles e incontrolables de comer, lo que lleva a ingerir grandes cantidades de comida en cortos períodos de tiempo y, por lo general, a escondidas. Además, se presentan conductas inapropiadas de manera repetida con el objetivo de no ganar peso, como vómitos auto provocados, abuso de laxantes, diuréticos o fármacos.
  6. Drunkorexia: Restricción alimenticia para compensar el consumo de calorías que proporcionan las bebidas alcohólicas. Es un trastorno muy extendido entre los adolescentes, que dejan de comer para contrarrestar el efecto calórico del alcohol.13 trastornos producidos por la ausencia de una alimentación balanceada
  7. Perarexia: La persona cree que todo lo que se ingiere engorda, por lo que desarrolla obsesión por las calorías que tienen los alimentos. No es una enfermedad en sí, sin embargo es una conducta de riesgo que puede desencadenar otros problemas como anorexia o bulimia.
  8. Pregorexia: Aparece en mujeres embarazadas a las que les horroriza engordar. Suelen hacer dietas e inducir al vómito durante la gestación, lo que es muy peligroso para madre e hijo. Por lo general, se da en mujeres que tienen baja autoestima.
  9. Sadorexia: Se conoce como trastorno de la dieta del dolor. Va acompañado por bulimia y anorexia pero con episodios de maltrato corporal y dietas masoquistas.
  10. Seudorexia o pica: Deseo irresistible de comer o lamer sustancias no nutritivas como yeso, tiza, algodón, ceniza, papel, pegamento, moho etc. Se da básicamente en niños pequeños.
  11. Manorexia: Los jóvenes que la padecen le tienen terror a engordar, y por eso realizan deporte de forma exagerada y constantemente están a dieta. Por lo general, este mal lo padecen hombres cercanos al mundo de la moda y a la estética o relacionados con deportes que exigen poco peso.
  12. Comer compulsivamente: Ingesta desproporcional de alimentos como forma de compensación emocional. Tiene serias consecuencias como obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedades cardíacas.
  13. Síndrome del comedor nocturno: Se consume en la noche más del 25% del total de las calorías requeridas.
Isabel Aoun González

Acerca de Isabel Aoun González

Directora Editorial. Abogada. Asesora Motivacional. Blogger. Apasionada por convicción de la salud física,mental y espiritual. Dedicada a la búsqueda de herramientas que contribuyan con el bienestar integral.

Déjanos saber tu opinión ...