Cerrar

9 consecuencias emocionales derivadas del bullying o acoso escolar en los niños

Consecuencias emocionales derivadas del acoso escolar

9 consecuencias emocionales del acoso escolar en los niños

El acoso escolar, conocido también como Bullying, es un acto intimidatorio que emplea la violencia física o verbal entre una o más personas hacia otra más débil, que no tiene posibilidades de defenderse o capacidad de respuesta.

1. Pérdida de la  Autoestima

Pérdida del valor propio y amor personal. Así como de la propia visión de sí mismos. Los niños van asumiendo como propios, las burlas y humillaciones que le hacen lo demás, y esa es la imagen que se van formando acerca de su persona. Se convierten en lo que los demás piensan que son.

La Autoestima, es la forma en que nos pensamos, nos amamos, nos sentimos y nos comportamos con nosotros mismos. Gozar de una sana autoestima, es determinante, para el desarrollo optimo en el ámbito personal, profesional y social de una persona. El tener un “auto concepto” en positivo, favorece el sentido de la propia identidad, influye en el rendimiento, condiciona la motivación y contribuye a la salud y al equilibrio psíquico.

2. Tristeza intensa

Es frecuente y común en los niños que sufren de bullying, un estado de profunda tristeza. Baja autoestima, autoinculpación, abatimiento, momentos de ausencia total  o parcial, tendencia al llanto, culpabilidad constante, sensación de agotamiento, y reducción de la comunicación con los demás; constituyen el sustento de su intensa tristeza. Los padres deben estar atentos indagando a cada momento cómo se siente su hijo.

3. Depresión, Melancolía y Suicidio

Es de tal magnitud, el maltrato que se le propicia a una víctima, que ésta puede sumirse en una auténtica depresión. La depresión le causará irritabilidad momentánea. Por lo general, los niños comenzarán a encerrarse en su habitación. También es frecuente que estos niños se culpabilicen por todo lo que suceda a su alrededor, causándoles  dolor en el plano psicológico, caracterizado por una enorme tristeza y desarreglos hormonales. En ocasiones son tan graves e insostenibles los hostigamientos y las intimidaciones a las que se exponen los niños, que a veces llegan hasta el suicidio.

4. Fatiga Crónica

Cansancio crónico y, desaliento, debido al dolor propio en el que las víctimas de Bullying se encuentran sumergidas. Presentan desinterés por las actividades propias de su edad, tanto académicas como las extracurriculares.

5. Abulia

La  Abulia es la falta de voluntad o de energía para hacer algo o para moverse. Incapacidad para tomar decisiones, acompañado de un permanente sentido de impotencia.

6. Sensación de Soledad

Causada por la actitud de sus propios compañeros y agravada en algunos casos, por el comportamiento de aquellos padres, que por casusa de sus trabajos y ocupaciones descuidan al niño.

7. Pérdida de Sensibilidad

En el bullying, los sujetos no son únicamente el acosador y la víctima, sino también, están presentes los “espectadores”, que directamente no toman partido, pero que son cómplices directos o indirectos del acosador. No actúan frente a la agresión, perdiendo la sensibilidad al dolor ajeno.

8. Ausentismo Escolar

Es común que los niños que se sienten amenazados, no deseen asistir  a la escuela por miedo a sufrir el bullying o acoso escolar. Estos niños empiezan a padecer de síntomas como náuseas, vómitos, dolores de cabeza, y dolores de estómago, entre otros.  Asimismo, presentan retraimiento y disminución del rendimiento escolar.

9. Sentimiento de culpabilidad

Auto culparse o echarse la culpa de lo que le está ocurriendo. El niño puede sentir y llegar a creer firmemente que él ha causado todo, lo ha producido y se lo merece. Debes  trasmitirle a tu hijo, que suceda lo que suceda a su alrededor, no se debe tomar nada personal.

Compartir este producto:
Denisse Troconis Aoun

Acerca de Denisse Troconis Aoun

Fundadora de TuESTIMA. Consultora Marketing Digital. Asesora Motivacional. Mamá Bloguera. Emprendedora. Líder Proactivo. Amante de la superación personal. Coach Autoestima Infantil.

Déjanos saber tu opinión ...