Cómo reaccionar ante una crisis


En un momento de crisis solemos tener malos pensamientos, pensamientos desdichados, negativos, hasta en algunos casos pensamientos vengativos, envidiosos o mal intencionados…

Esto no es bueno para nadie, ni para nosotros, ni para nuestra recuperación, ni para salvar la crisis y menos aún, para hacer pagar a los culpables de nuestro malestar…

Nada se puede solucionar amargando la vida o tratando de ser más desdichados aún…

En cambio, cuando un pensamiento es positivo, inteligente, inocente o puro empiezas a entender y ver el mundo de una nueva manera, la manera del amor y la comprensión.


Este es el momento inicial de un crecimiento espiritual que genera crecimiento material y la magia natural de ser feliz y de reciclar la vida, por decirlo de alguna manera, mirando los hechos pasados con tolerancia y generando bienestar, abundancia y felicidad.

Nada puede detener la energía y el ardor del crecimiento personal cuando eres espontáneo y agradecido, salvo que boicotees tu propio crecimiento personal y elijas quedarte dónde estás, triste, abatido, resentido… entonces estas fuerzas se volverán en tu contra, atrayendo mala suerte, energía negativa, obstrucción en los negocios y en la pareja…

El tiempo parece crecer y los frutos de la felicidad que generas mirando la vida a través del cristal positivo del pensamiento puro, las buenas intenciones y la alegría de vivir.

No trates de forzar períodos ni realidades, deja que el tiempo decida cuándo es el momento para cada cosa, nada que nace mal se endereza y el tiempo lo cura todo… siempre que seas positivo en tu vida y actúes de corazón para mejorar tu vida y rescatar tu felicidad.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.