Cerrar
Constelaciones fluviales: solución a problemas familiares

Las Constelaciones Fluviales son un modelo de terapia sistémica que se desarrolla en “El Agua”. Creado por el venezolano Juan Carlos Arias, constelador Hidrosistémico, Coach y Master en P.N.L. Se fundamenta en el método de las “Constelaciones Familiares”, terapia formulada por el alemán Bert Hellinger, hace aproximadamente 30 años.

Con esta técnica podemos acceder y encontrar explicaciones a un conjunto de nuevas implicaciones y nuevos ordenes sistémicos universales, jamás imaginados. Según sus practicantes es una herramienta sagrada que brinda orden, respeto y sanación para la vida.

Se utilizan muñecos de goma espuma con figura humana, para representar a los miembros del sistema familiar, introduciéndolos en el agua donde se crea un campo de energía mayor, y es el agua, la que produce el movimiento de los muñecos configurándolos de una manera determinada, creando así imágenes fieles a la dinámica familiar del consultante. El agua dirige la constelación, no hay personas que representen los hechos. Contiene absolutamente  toda la información de nuestros ancestros y de nosotros mismos.

Esta terapia permite sanar sufrimientos ligados a la dinámica que nos vincula a nuestro sistema familiar. Todos llevamos fidelidades y deudas inconscientes que nos limitan.

El creador de esta terapia indica que debemos conocer la historia de nuestro árbol genealógico, ya que no podemos  ignorar las dinámicas que se vienen gestando, antes y después de nuestra existencia en nuestra familia. La tarea principal es esclarecer esos lazos ocultos para permitir una nueva manera de caminar, totalmente diferente a como ellos lo hicieron. Podemos obtener la fuerza y orientación para no repetir los errores de los ancestros; cuando los miramos, los reconocemos, y los integramos con respeto.  Solo conociéndonos, amándonos y trabajando hacia adentro, podemos elevar nuestra conciencia, cambiando así nuestros destinos.

Todos pueden beneficiarse de este método terapéutico. Basta con que un miembro de la familia haga su constelación, para que toda la familia empiece a cambiar y a recobrar su armonía.

“El ciclo del agua en la naturaleza o ciclo hidrológico, es un proceso esencial para la existencia de vida en la Tierra. El planeta en si es más agua que otra cosa, velocidad, profundidad, superficie, lo orgánico e inorgánico mutan permanentemente. Por lo tanto, “Somos Agua”.

Inconscientemente repetimos problemas no resueltos de nuestros ancestros, estos se repiten de generación en generación en la red familiar. Por ello no entendemos muchas de las situaciones que nos toca vivir. Nos preguntamos qué nos pasa con el dinero. No conseguimos respuestas a nuestros problemas de salud o afectivos, con la familia, o con las parejas. Dinámicas homosexuales, adicciones y muchas otras interrogantes.

La técnica se facilita en diferentes modalidades: consultas individuales, grupales, multidimensionales y a distancia.

Otra bondad a destacar entre sus múltiples ventajas, es que las Constelaciones Fluviales, facilitan el acceso en forma segura y rápida directamente al “excluido”, sin que el consultante pronuncie palabra alguna. El “excluido”, es él miembro de la familia que es rechazado por su condición antisocial o vergonzosa para el seno familiar, siendo expulsado de la misma.

Las Constelaciones Fluviales ofrecen infinitas soluciones en el campo de las terapias sistémicas.

Isabel Aoun González

Acerca de Isabel Aoun González

Directora Editorial. Abogada. Asesora Motivacional. Blogger. Apasionada por convicción de la salud física,mental y espiritual. Dedicada a la búsqueda de herramientas que contribuyan con el bienestar integral.

Déjanos saber tu opinión ...