Cerrar
Entrevista a: Walter Riso
Psicólogo, Especializado En Terapia Cognitiva…

Biografía

Walter Riso nació en Italia, en 1951, y creció en Argentina. Psicólogo con amplia formación profesional y reconocida actividad académica. Es docente universitario, está especializado en Terapia Cognitiva y tiene un Máster en Bioética.

Ha encontrado la manera de explicar con un lenguaje simple y directo, justamente por ello mucho más efectivo, las principales problemáticas que enfrenta la gente para poder vivir plenamente, y generar relaciones amorosas equilibradas y satisfactorias. En sus libros presenta las cuestiones más angustiosas con mucha naturalidad, y los lectores encuentran en ellos, elementos que les permiten modificar su vida, ganar calidad y vivir mejor. Son libros de divulgación psicológica, basados en muchos años de experiencia profesional, y en una especial sensibilidad para percibir los problemas y ofrecer soluciones.

Entrevista a Walter Riso

El reconocido psicólogo Walter Riso al presentar su libro “Enamorados o Esclavizados”, expresó: “Me propuse hacer un manifiesto de liberación afectiva conciso y políticamente incorrecto”, anota.

Riso invita a aprender a tomar las riendas de la propia vida emocional, incluso teniendo pareja, superando cuatro tipos de amor que, como él dice, “aplastan y limitan nuestro crecimiento personal”. Ellos son el amor obsesivo, el fusionado, el temeroso y el opresivo. Riso habló con “El Tiempo”, publicación colombiana, sobre su propuesta.

¿De qué se trata la liberación afectiva que usted propone?

De que básicamente podamos tener una relación que no atente contra nuestro libre desarrollo de la personalidad. Es prácticamente como defender la Carta Universal de los Derechos Humanos, en lo referente a la libertad. La liberación afectiva es que tú puedas amar, pero que el amor no te aplaste (…). Lo que hemos visto es que muchos amores funcionan bajo una especie de libertad vigilada que te aprisiona, te encierra, te esclaviza. Yo invito a hacer tu propia revolución afectiva en el amor.

Ud. propone la lucha contra cuatro amores dañinos…

Los encuentras con mucha frecuencia, y representan el imaginario social, de acuerdo con cómo nos han vendido el amor, a través de canciones y telenovelas. Un amor idealizado.

¿Qué es el amor obsesivo?

Ahí lo que planteo es que tú puedas amar sin enloquecerte (…). Uno cree que para estar enamorado hay que tener taquicardia, sudores, estar todo el día sufriendo como si estuvieras viendo una película de terror, y realmente no es así. Sentir pasión es que yo pueda pensar sobre lo que estoy sintiendo.

¿Y el fusionado?

Tiene que ver con no perder la identidad, porque muchas relaciones terminan siendo una imitación del otro. Y hay cosas que por principio no puedes negociar en el amor, como tu propia historia, tus creencias básicas, tus idearios. Una cosa es ponerse de acuerdo en cosas secundarias, pero no se puede cambiar la verdadera manera de ser.

¿Y qué pasa con el temeroso?

El amor está hecho para que a los valientes les vaya bien. El miedo nace de creer que puede haber certeza en el amor, es decir, de que en algún momento yo tenga certeza de que nunca se va a acabar esto, y resulta que la posibilidad cero no existe. Yo propongo un amor valiente, que acepta lo peor que pueda ocurrir.

¿Cuándo es opresivo?

Está relacionado con la libertad, que a su vez se divide en tres. Si yo por amor tengo que perder la libertad de pensar, sentir y actuar como me dé la gana de acuerdo con mis valores, ese amor no me sirve. Si yo por amor debo perder la capacidad de ejercer mis gustos, preferencias, vocación y autorrealización, ese amor no me sirve. Y si por amor tengo que perder la libertad de tener mis amigos con tranquilidad, tampoco me sirve.

¿Cómo construir una estructura liberadora?

Yo creo que básicamente es tener en cuenta tres cosas: un amor en donde exista el deseo; un deseo que sea compartido, que sea erótico. Segundo: en cualquier relación que no sea esclavizada, hay amistad. La amistad es, por definición, democrática. Implica la alegría de que el otro exista, como la definía Spinoza. Y esa amistad te permite tener proyectos comunes, comunicarte, tener humor. Y el tercero es la compasión: que te duela lo que al otro le ocurre y te alegre la alegría del otro. Es la ternura, la no violencia. En resumidas cuentas, la estructura del amor sano es hacer el amor con la amiga o amigo y con ternura.

Sobre infidelidad y duelo amoroso

“La infidelidad es engaño –dice Riso–. Es romper un pacto afectivo-sexual que tenías con tu pareja. La fidelidad no es ausencia de deseo por otros, sino algo más que amor, es un acto de voluntad; ahí es donde entra la razón, yo decido ser fiel con el autocontrol y evitar al mismo tiempo. “Si yo necesito tener mucha gente, además de mi pareja, entonces debería buscar una pareja que piense igual que yo”, enfatiza. Sobre cómo perderle el temor a la pérdida, Riso dice que uno se va preparando teniendo sus espacios personales. “Tú te entrenas en la soledad: en tener tus amigos, en leer tus libros, en tener tus espacios vitales, en no estar pegado y apegado a tu pareja como si fuera una cuestión de vida y muerte”, dice.

FUENTE: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-13119121

Compartir este producto:
Denisse Troconis Aoun

Acerca de Denisse Troconis Aoun

Fundadora de TuESTIMA. Consultora Marketing Digital. Asesora Motivacional. Mamá Bloguera. Emprendedora. Líder Proactivo. Amante de la superación personal. Coach Autoestima Infantil.

Déjanos saber tu opinión ...