Cerrar
Ludwig Johnson
Médico cirujano dedicado a la endocrinología, conferencista internacional y escritor…

BIOGRAFÍA

Dr Ludwig Johnson es Médico Cirujano egresado de la Universidad Central de Venezuela, dedicado a la endocrinología. Conferencista internacional y  autor de los libros: “Pare la diabetes en 14 días”, “Diabetes – evitarla si no la quiere y revertirla si ya la tiene”, “Su endocrino en 1 minuto” y “La gordura no es su culpa”. Creador del protocolo de Reversión de Diabetes 2 que lleva su propio nombre. Creador del movimiento latinoamericano “Vive Palio”.

ENTREVISTA

Evite la diabetes o reviértala: Saber vivir con el metabolismo del hombre paleolítico.

“Si usted sufre de glicemia elevada, tiene dolores articulares, fatiga crónica, barriga, puede revertir estos efectos y llegar a los 90 años como si tuviera 40, porque el problema no es la medicina que tome sino la información que maneja. Su problema no es la ansiedad, sino la falta de conocimiento”, así describió Ludwig Johnson su innovadora fórmula que ha acaparado la atención mundial.“Si usted sufre de glicemia elevada, tiene dolores articulares, fatiga crónica, barriga, puede revertir estos efectos y llegar a los 90 años como si tuviera 40, porque el problema no es la medicina que tome sino la información que maneja. ”, así describió Ludwig Johnson su innovadora fórmula que ha acaparado la atención mundial.

Desde el 2005, cuando salió a la venta su libro “La gordura no es tu culpa”, hasta los más recientes, Johnson ha llevado por varios países una nueva forma de vida denominada Paleo.

“Mi necesidad de escribir estos textos surge porque sufría de insomnio al saber que existen tantos mitos con respecto a la alimentación y que en definitiva no eran compatibles con lo que considero óptimo según la propia medicina basada en la evidencia (MBE). Casi siempre las pautas de las academias van cambiando cada 15 a 20 años, y eso es una constante en la ciencia aplicada a la salud”, señaló Johnson.

El alzar la voz hacia un concepto que a su juicio está mal, lo impulsó a perseverar en explicar que la premisa mundial de “comer bajo en grasa y de todo un poco” es lo que ha hecho que una gran parte de la población sufra de obesidad.

Empecemos a explicar que más del 85% de las personas tienen un metabolismo paleolítico, es decir, su organismo está sano mientras se alimentan con lo que comían nuestros antepasados de la era paleolítica. ¿Qué era? Plantas, semillas, huevos, animales, frutas y tubérculos solo en temporada.

“Por el contrario, los alimentos de animales son los cereales, los granos, las harinas y la leche de vaca y sus derivados, así como las frutas y tubérculos sin restricción de temporadas”, detalló Johnson, quien define a estos últimos como “carbodrogas”.

Explica que los alimentos que comían los animales y que ahora consumen los humanos lesionan el intestino, la glándula tiroidea, el tracto respiratorio, el hígado, el cerebro, el páncreas, el sistema inmune e influyen en la retención de líquido en el hombre “paleo”.

“El pez come lo que encuentra en el agua, no se le llama dieta del océano. De igual manera no es dieta, sino la comida que el descendiente paleolítico debe consumir. Recordemos que el hombre competía con los animales por las frutas y tubérculos, muchas veces el animal llegaba primero entonces el hombre terminaba comiéndose al animal, era lo frecuente”, detalló Johnson.

Ahora bien, en la actualidad, donde estamos rodeados de comida “neolítica” que incluyen los granos y cereales, sumado a “comer de todo, poco y bajo en grasa”, el hombre que genéticamente es “paleo” producirá más azúcar: la que consume y la que ingiere. No pasa con otros que han evolucionado en su organismo y cuando consumen mucha azúcar, el hígado dejará de producir de un 60 a un 70% para equilibrar de forma natural los valores.

El hígado del ser humano produce carbohidratos a partir de las proteínas, el hígado de quien tenga metabolismo neolítico sólo lo produce en el ayuno de manera importante, pero el paleolítico también al ingerir los alimentos.

“Debemos entender que el páncreas paleolítico es muy “glucosensible”, cualquier exceso de azúcar va a destruir sus células beta, pero solo 12 años después será cuando la persona paleolítica verá que la glicemia se elevará por primera vez y mientras esto sucede, esta se convertirá en grasa”, explicó.

¿A quién se parece?

“Si usted es hijo de una persona diabética, es barrigón y come bajo en grasa, será diabético”, afirma Ludwig Johnson.

Reseñó que existen tres maneras de tener la azúcar alta: 1) mi páncreas no funciona, 2) mi hígado produce mucha azúcar y mis músculos no lo absorben, y 3) la presencia de las dos anteriores.

“El hombre delgado pero barrigón no mantendrá su producción deseada de insulina si desayuna arepa con queso, merienda frutas y cena pan integral. Esto le destruirá su páncreas antes de los 50 años y será dependiente de la insulina, como seguramente fue su mamá o papa”, sentenció Johnson.

Señaló que el obeso con metabolismo paleolítico desarrolla adicción por los carbohidratos, retiene líquido, tiene un “bajón” de azúcar a media tarde y está destinado a ser diabético, siempre y cuando se mantenga con la dieta del “comer de todo un poco y bajo en grasa”.

Para mayor información sobre este tema, el doctor Ludwig Johnson tiene un facebook con su nombre, la cuenta en twitter @Drludwigjohnson, y el correo electrónico info@ludwigjohnson.com

FUENTE: El Impulso

Denisse Troconis Aoun

Acerca de Denisse Troconis Aoun

Fundadora de TuESTIMA. Consultora Marketing Digital. Asesora Motivacional. Mamá Bloguera. Emprendedora. Líder Proactivo. Amante de la superación personal. Coach Autoestima Infantil.

Déjanos saber tu opinión ...