Cerrar
POR QUÉ MI HIJO DEBE TENER UNA MASCOTA

Es criterio generalizado para la mayoría de los especialistas en la materia, que las mascotas influyen positivamente en el desarrollo físico, mental y emocional de los niños. En efecto, aprenden el significado del amor, el cuidado y la atención. Además de beneficiarlos en el desarrollo de su carácter, manejo de emociones y habilidades sociales.

Asimismo, algunos afirman que a partir de los cuatro años el niño puede encargarse de algunas tareas vinculadas al cuidado de su mascota. Como darle de comer, y limpiar el espacio designado para ella. Para estas edades se recomiendan mascotas que requieran pocas atenciones como un gato, una tortuguita, o un hámster. Añaden que la edad de los seis años es la oportunidad ideal para adquirir un perro, ya que el niño será capaz de aceptar las responsabilidades más exigentes como pasearlo, y bañarlo, supervisado por su representante.

Incorporar una mascota a la familia, brinda los siguientes beneficios a tu hijo:

  1. Promueve su crecimiento psicológico y emocional. Al brindarle la posibilidad de mejorar su estado de ánimo, lo sensibiliza con respecto a los demás, desarrolla su empatía, y fomenta su integración social.
  2. Lo impulsa a socializar. Crecer con una mascota ha demostrado que ayuda a los niños a aprender habilidades sociales, controlar sus impulsos, e incluso a mejorar su autoestima.
  3. Mejora su salud al reforzar su sistema inmunológico. Los científicos han demostrado que los niños que tienen mascotas son menos propensos a las alergias y al asma. Cuanto antes expongas a tu hijo a los animales domésticos, mejor se adaptará a los alérgenos.
  4. Desarrolla su sentido de responsabilidad. Los niños crecen aprendiendo a tener responsabilidades. Si tu hijo tiene una mascota, entenderá y aprenderá que la misma requiere de cuidados. Alimentación, ejercicio, mantenimiento y salud.
  5. Fomenta su actividad física. La mayoría de las mascotas necesitan hacer ejercicio y jugar, al igual que tu hijo. Una mascota permitirá a tu hijo mantenerse activo y en buena condición física. Un niño sano y feliz pasa más tiempo al aire libre mientras juega con su mascota, que jugando video juegos y viendo la televisión.
  6. Mejora sus habilidades de lectura. Los niños que están aprendiendo a leer, a menudo tienen problemas para leer en voz alta para otras personas, pero no tienen la misma ansiedad en torno a los animales.
  7. Le genera tranquilidad y paz. Las mascotas generan compañía, afecto y sensación de comodidad.
  8. Disminuye su estrés. Compartir con una mascota disminuye el estrés, la presión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que lleva a un corazón más sano y a una vida más saludable. La interacción afectiva con los animales ayuda a paliar los sentimientos negativos, a separarse de los problemas y a desarrollar habilidades sociales. En el caso del estrés, acariciar a un animal hace que el cuerpo segregue endorfinas, reduciendo así el estrés y la ansiedad.
Denisse Troconis Aoun

Acerca de Denisse Troconis Aoun

Fundadora de TuESTIMA. Consultora Marketing Digital. Asesora Motivacional. Mamá Bloguera. Emprendedora. Líder Proactivo. Amante de la superación personal. Coach Autoestima Infantil.

Déjanos saber tu opinión ...