¿En qué parte del cuerpo habitas?

¿En qué parte del cuerpo habitas? ¿Pasas tiempo en el hígado, o en el corazón? Seguramente visitas a diario al estómago, y ¿cuándo fue la última vez que visitaste las piernas, o el antebrazo izquierdo? ¿Has visitado recientemente esa remota región llamada espalda? Y durante las crisis, ¿a dónde vas, al cerebro? ¿Sabías que una de las regiones más concurridas en el mundo, es la lengua? Y el pulmón ¿lo has visitado últimamente?  Y ¿desde cuándo no te detienes en el trasero?

¿Dónde está el yo cuando estamos felices? y dónde cuando estamos solos, y cuando nos sentimos solos ¿está o no está el yo? Muchos hombres con frecuencia tienen el yo en el pene, y muchas madres, el yo lo tienen en sus hijos y ellas habitan a sus hijos. Y el tú, ¿dónde estará?  Y cuándo amas ¿el tú está en el corazón o en las tripas? Y cuando dices “Fuiste tú” ¿Dónde estás tú, en qué lugar, en los huesos o los músculos del abdomen?

Y el él, o el ella ¿dónde estarán? A veces él o ella están en la axila o en la nuca. Y cuando hablas de él con rabia, ¿adónde viajas? ¿Te mudas al esternón sin antes pasar primero por el pulgar con el que escribes? Y el chisme, habitante de la tercera persona ¿dónde está? ¿En la lengua, o en la oreja, o es ubicuo y está en ambos al mismo tiempo?

Y cuando el tú o el él o el ella, somos nosotros, soy yo ¿adónde voy, adónde me llevo? Y el nosotros ¿dónde habita el nosotros? ¿Es el nosotros en realidad un yo dentro de mí o es un yo dividido en varios que se visitan entre sí? ¿Y dónde están? ¿Y esos yo son sedentarios o nómadas? ¿Viven siempre en el páncreas o de cuando en cuando se mudan a la vesícula biliar y siguen su camino?

Y cuando te ven las nalgas, o los senos, ¿qué o a quien ven? ¿Te ven a ti, tu yo o la ven a ella? ¿Eres las nalgas y los senos también? ¿O solo los habitas cuando te miran? ¿Y quién está en la voz? Esa voz que constantemente habitamos y que con demasiada frecuencia desconocemos, esa voz que junto a los ojos, las manos, las piernas, nalgas, senos, corazón, hígado y demás, contiene al yo al tú al él al ella y al nosotros, a veces, todos al unísono y es la que a nos permite habitar a otros. Esa voz ¿Quién es y dónde está?

Y cuando besas, ¿dónde estás cuando te besan? ¿Estás en los labios? O te pierdes y ya no sabes dónde estás.

 Y tu cocina, tu habitación, tu sala de baño ¿dónde están? ¿Están ellas en ti, o tú estás en ellas? Cuando cocinas, ¿estás en la lengua, en la nariz o en la panza? O estás en el cerebro pensando en tu figura cuando cocinas.

Y en la ducha, cuando te bañas, ¿dónde estás? ¿En la piel? ¿En las manos? O en los labios silbando una canción.

¿Dónde estás ahora?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.