Cerrar
El regalo oculto detrás de tus miedos

Recientemente me contaba una cliente de mis sesiones de Coaching, a quien llamaré Ana, que después de tanto pedirle al Universo que la ayudara a conectarse con su propósito de vida y habiéndolo conseguido, no entendía por qué en muchas ocasiones sentía un pánico que la paralizaba cuando pensaba en alguna de las tareas que tendría que ejecutar para materializar este propósito. ¿Por qué siento este vacío en el estómago cada vez que pienso en lo que tengo que hacer?, se preguntaba Ana, ¿por qué aun sabiendo que debo hacerlo por mi bien, que sé que es algo que traerá cambios positivos a mi vida me perturba tanto la idea?. Cuenta ella que llegaba hasta el punto de querer salir corriendo y dejar todo así, perdiéndose quizás una gran oportunidad en su vida.

Ella sabía que lo que estaba sintiendo no era falta de voluntad, sino un miedo enorme, casi pánico, pero no sabía cómo deshacerse de él.

Esta historia de Ana puede ser la de cualquiera de nosotros. ¿Cuántas veces no somos conscientes de que necesitamos emprender una acción para cambiar nuestras vidas o incrementar nuestro bienestar y sin embargo no logramos dar ese tan importante primer paso? Decisiones como, dejar de fumar, perder esos kilos de más, cambiar de empleo o quizás emprender un nuevo proyecto, cuántas veces te lo has propuesto y has desistido sin ni siquiera empezar, o te has rendido a mitad del camino, o te has sentido abrumado por la tarea, como en el caso de Ana.

La clave está en reconocer que tenemos miedo y que somos vulnerables.

Nuestros miedos nos están esperando para ofrecernos perspectivas de gran valor respecto a nosotros mismos, pero si nos empeñamos en negarlos, si no somos capaces de reconocerlos cuando se asoman sigilosamente en nuestro diario devenir, nunca podremos controlar o derrotar nuestras conductas de autosabotaje.

Afirma Debbie Ford, coautora del libro Luz en la Sombra (The Shadow Effect), que para descubrir una conducta repetitiva de autosabotaje, tenemos por un momento que abandonar la fantasía de que tenemos una red de seguridad y estar dispuestos a sentir lo que hay debajo. Solo trayendo a la luz ese aspecto de nuestra sombra, podremos llegar al origen de nuestra conducta y acabar con este patrón.

¿Cómo saber cuándo es el miedo el que está controlando la situación?

El regalo oculto detrás de tus miedos

Podremos reconocer cuándo es el miedo el que habla y actúa a través de nosotros, en esos momentos en que la vida nos pide que actuemos y no sabemos cómo, si permanecemos atentos a las palabras que salen de nuestra boca, a las emociones que estamos manifestando en un momento dado a través de nuestro cuerpo.

Cada vez que nos resistimos a hacer algo, a aceptar una opinión o un punto de vista diferente al nuestro, a soltar los apegos hacia algo, hacia alguien o hacia nuestros pensamientos, aun sabiendo que alguno de estos puede ser la causa de nuestro sufrimiento, cuando nos sentimos deprimidos, ansiosos…ahí están hablando nuestros miedos. Hacernos conscientes de ellos es el arma de transformación más poderosa que tenemos y la vía más expedita para conectarnos con la felicidad.

El reto es descubrir el valor de nuestros miedos y encender la luz de la autocompasión y el perdón a fin de desactivar su poder para destruirnos la vida.

Cuando somos capaces de descubrir las bendiciones que nuestros miedos nos ofrecen, ya no necesitaremos seguir interpretando roles que no se corresponden con nuestra verdadera esencia y seguir escondiéndonos del mundo. Seremos capaces de reconectarnos con nuestro verdadero poder, el cual yace oculto tras este aspecto de nuestra sombra.

En mi recorrido personal, pasé gran parte de mi vida en guerra con mis miedos, reprochándome muchas de mis conductas de autosabotaje, hasta que me hice consciente de estos patrones de conducta y comencé a reconciliarme con ellos, desde el amor y la autocompasión, y no desde la guerra. He iniciado un proceso de autodescubrimiento que me ha permitido no solo mantenerme alejada de la depresión sino también, reconectarme con los dones y talentos que se me han regalado para liberar todo mi potencial.

Ahora entiendo que nuestros miedos pueden ser nuestros mejores aliados. Úsalos como un trampolín para sumergirte en una profunda conversación contigo mismo/a y hazte la siguiente pregunta: ¿Qué estaría haciendo con mi vida si el miedo no fuese mi excusa? ¿Por cuánto tiempo más estoy dispuesto/a a permitir que este miedo me detenga? Deja que tu sabiduría interior te guíe, esa es la voz de la fe, apaláncate en ella para que tu coraje comience a florecer.  Tan pronto como comiences a amar tus inseguridades y a tener fe en el Universo, grandes puertas se te abrirán, los milagros comenzaran a ocurrir y antes de que te des cuenta, estarás viviendo el mejor año de tu vida.

Amarte a ti mismo/a es el primer paso y el más importante para lograr una mejor vida. Cuando te sientes en paz contigo y con lo que eres, irradias un poderoso magnetismo que atrae todas las cosas que deseas hacia ti.

Compartir este producto:
Glenda Travieso

Acerca de Glenda Travieso

Escritora, Coach Neurolingüístico y Motivadora experta en bienestar emocional.

Déjanos saber tu opinión ...