Cerrar
Sentirnos vivos implica sentir

Nuestra identidad está cubierta por una máscara que nos protege de lo que alguna vez nos hizo daño y está hecha a la medida del pasado. Cuando crecemos creyendo que sentir puede ser peligroso no solo nos cerramos a lo que no queremos, sino que cerramos la llave del flujo de todas las sensaciones y sentimientos que entran en nuestra vida.

Es una máscara que tenemos en el corazón y a medida que nos protegemos más y más, esa máscara crece y dejamos de experimentar el contacto con los demás, con las emociones y con nosotros mismos. A veces ni siquiera somos conscientes de que llevamos una máscara, ha crecido con nosotros y hemos perdido el tacto con la piel en forma gradual. A veces pensamos que los demás no nos dan, que las cosas nos pasan, que nos toca una porción muy limitada del mundo.

Los que vemos la máscara la pintamos con nuevos colores y trazos pero seguimos sin sentir. Cuando ya nos hemos cansado de dibujar sonrisas que no duran, nos damos cuenta de que llevamos tiempo sin reír, llorar, amar, elegir, soñar verdaderamente, y queremos empezar a vivir pero ya no sabemos quiénes somos. Tenemos recuerdos y miedos del pasado y expectativas en un futuro que siempre es futuro, pero el presente no admite máscaras de tiempo. Sólo podemos vivir ahora, sin máscara, y cuando aceptamos lo que pasa, en el ahora, y vemos la inmensidad de lo que somos, todo se vuelve infinito y la vida viene a vivirse en nosotros.

En la actualidad hay herramientas fantásticas que nos permiten retirar esa máscara, sin abrir heridas, cambiando las percepciones que alguna vez nos indicaron que nos estábamos haciendo daño. Nos permiten empezar a vivir en el presente fluyendo con todo lo que somos, todo lo que nos toca. Antes no podíamos elegir, no sabíamos cómo gestionar nuestras emociones, ante el daño solo podíamos protegernos.

Ahora estamos invitados a decidir qué queremos percibir en cada situación. Ahora tenemos muchas maneras para abrir las máscaras, siendo acariciados por la luz del sol, y sacando paraguas cuando hay tormenta (y aun así divertirnos saltando charcos). Cuando sentimos la vida con toda nuestra piel, recordamos que somos eso que sentimos, y volvemos a estar y SER VIVOS. ¿Qué te ofrece la vida hoy que te estés perdiendo de sentir?

Mercedes García

Acerca de Mercedes García

Instructora Certificada de PSYCH-K®. Tras 15 años en el mundo empresarial decido asumir que a pesar de cumplir con todos los ítems de una vida exitosa no me sentía plena. En la búsqueda de respuestas y de recursos descubrí PSYCH-K®. Desde entonces lo enseño y difundo en Argentina, principalmente, y acompaño a los participantes en el proceso de recuperar el poder de ser su propio gurú y líder de su transformación.

Déjanos saber tu opinión ...