Trastornos del sueño en los bebés y en los niños

En bebés dormir mal ocasiona llanto fácil y continuo, irritabilidad, mal humor, problemas de alimentación y crecimiento. En edad escolar, los niños que duermen mal, suelen tener mala conducta, bajo rendimiento, inseguridad, timidez y mal carácter. Asimismo, los padres se ven realmente afectados.

Los trastornos del sueño más frecuentes son:

  1. Balanceos. Movimientos de cabeza y cuerpo, antes de dormirse o durante la fase del sueño ligero. Son habituales en los bebés entre los 9 meses y los 2 años para conciliar el sueño. En principio, no constituye una preocupación importante. Si los balanceos son muy bruscos hay que tomar medidas para que el niño no se lastime.
  2. Insomnio infantil. Es la dificultad para mantener o conciliar el sueño. Según algunos especialistas en la materia, en más del 90% de los casos, obedece a malos hábitos del sueño, como la falta de un horario para dormir, exceso de estímulos antes de ir a la cama, -juegos, televisión- o la toma de exceso de alimentos antes de dormir. En algunas ocasiones su origen obedece a factores psicológicos o emocionales que le impiden dormir como la llegada de un hermanito, cambio de colegio, e inicio de guardería, entre otros.
  3. Sonambulismo. Un alto porcentaje de los niños que sufren de sonambulismo tienen algún familiar con antecedentes. Suele ocurrir entre los 10 y los 14 años y raramente antes de los 5. El niño se levanta de la cama a las 3 o 4 horas después de haber iniciado el sueño y se pasea por la casa con movimientos torpes y sin dirección clara. Llévalo a su cama de nuevo, sin necesidad de despertarlo. Por lo general este trastorno es leve y desaparece con la edad.
  4. Somniloquia. Es la costumbre de hablar dormido. Está relacionado con estados de tensión emocional y ocurre con mayor frecuencia en niños muy nerviosos. Afecta a niños entre 3 y 10 años. Por lo general desaparece con el tiempo.
  5. Bruxismo. Es el nombre técnico con el cual se conoce el acto de rechinar de los dientes. No es grave, pero se debe acudir al odontólogo para evitar daños en la dentadura.
  6. Ronquidos. Son provocados, en la gran mayoría de los casos, por apnea obstructiva del sueño, una enfermedad que provoca pausas en la respiración mientras se duerme debido a una obstrucción en las vías respiratorias. Consulta al especialista.
  7. Terrores nocturnos. Suelen aparecer entre los 2 y 3 años, en la primera mitad de la noche, el niño se incorpora bruscamente con los ojos abiertos y con claros signos de pánico. Sin embargo, está totalmente dormido y al día siguiente no lo recuerda. Es conveniente acompañarlo hasta su cama. En principio no es motivo de preocupación.
  8. Pesadillas. Frecuentes entre los niños de 3 y 6 años. Las pesadillas ocurren por lo general en la segunda mitad de la noche. El pequeño se despierta angustiado, recordando lo que ha soñado. Puede ocurrir de forma aislada o repetirse durante un tiempo. Se asocia a momentos o etapas de inquietud del niño.

2 COMENTARIOS

  1. Mi bebe de 18 meses hace 4 dias que no duerme mas con el seno, pues cerramos ese ciclo normal, solo que a ella le cuesta dormirse sola, entonces ya no hace sus siestas, y por la noche esta muy cansada, con sue#o pero no logro hacerla dormir y se estresa y van dos veces que a llorado y incansablemente y ni se deja tocar. No se como hacer…

    • Hola Daisy, por lo que expresas, pareciese que la problemática está vinculada al cambio de alimentación del pecho al tetero. Es importante cumplir con los horarios establecidos para alimentarla, dormirla, asearla y jugar con ella. Es muy poca la información que brindas. Te sugiero complementar la información de este artículo con otro contenido en esta categoría “Para Mamás” denominado “14 factores que afectan el buen dormir de tu bebé”. Y llevarla a su pediatra, para que la examine. Con los niños hay que tener sumo cuidado y no tomar riegos por más pequeños que sean. Gracias por escribirnos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.