¿Alivia el yoga los estados de estrés, ansiedad y depresión?

El yoga puede servir como medida de apoyo en el tratamiento de la ansiedad y la depresión. Según estudios, el yoga mitiga la inquietud producida por el estrés y aumenta el bienestar integral. Investigaciones mediante neuroimagen muestran efectos neurobiológicos, entre ellos, el aumento de la secreción del neurotransmisor inhibidor GABA y un incremento del volumen del hipocampo, la central de la memoria en el cerebro.

La ansiedad es un trastorno muy común en mujeres y hombres de todas las edades, que si bien es tratado por psicoterapeutas y especialistas de la salud, puede tratarse además, con medicina y terapias alternativas. Practicar yoga como tratamiento para la ansiedad, permite a la persona que sufre el trastorno, alcanzar un nivel de paz y armonía interior al cual no podría acceder con otras terapias.  Permite regular mejor la respiración, cambiar hábitos y armonizar física y psicológicamente.

El concepto de estrés se asocia a una respuesta que se produce en la persona y que involucra diversas dimensiones de la misma. De esta forma involucra aspectos biológicos, físicos y psicológicos y también aspectos sociales en la interacción con otras personas. Así aparecen enfermedades de origen psicosomático que pueden llegar a ser muy graves.

Vivimos en un mundo acelerado, con múltiples ocupaciones que generan tensión, ansiedad y estrés, disponiendo de poco tiempo para relajarnos. De hecho, el estrés crónico se ha convertido en uno de los problemas médicos más comunes en los países desarrollados. El continuo estrés, alimentación deficiente, falta de ejercicio, consumo de alcohol y el hábito de fumar, causan trastornos graves en el organismo.

El estrés psicológico aumenta la actividad del sistema nervioso y el ciclo hormonal, aumentando la producción de adrenalina y cortisona, estrechando las arterías y aumentando la presión sanguínea. Estos cambios provocan enfermedades serias como anginas cardiacas, enfermedades coronarias y hasta infartos.

En la actualidad, resulta difícil mantener el equilibrio en nuestras vidas, integrando el cuerpo, la mente y el espíritu. Con una práctica adecuada de yoga, se previenen sin lugar a dudas muchos malestares y enfermedades de carácter físico-emocional. El yoga puede ayudarnos a sanar: el cuerpo físico, el nivel afectivo, el nivel mental y el alma espiritual.

La medicina tradicional busca mejorar los síntomas de estas condiciones. Pero muchas veces debemos ir a su origen. El yoga es una forma natural de combatir la ansiedad y evitar tratamientos que impliquen medicamentos y largas terapias psicológicas.

Muchas veces a lo largo de nuestras vidas nos encontraremos con situaciones que nos hacen sentir perturbados, que nos ponen ansiosos o que nos causan estrés. En otros casos, experimentaremos tristeza, angustia y en los casos más profundos, depresión. La depresión nos paraliza, nos cuesta levantarnos, no tenemos ganas de hacer lo que antes nos hacía vibrar, y llegamos a dudar de nosotros mismos y de nuestro propósito de vida. Todas esas sensaciones y pensamientos, son causa del mismo trastorno. Lo importante es que podemos manejar nuestra ansiedad, tenemos un abanico de posibilidades naturales que nos brindan armonía como seres humanos, como es el caso del yoga para la ansiedad y la depresión.

Yoga no es una religión, es sinónimo de relajación, paz, armonía y equilibro. Practicar yoga nos brinda un sentimiento interior de alegría, paz y bienestar, no sólo con nosotros mismos, sino también con el entorno en que vivimos. Hay trastornos como la ansiedad que nos imposibilitan sentirnos bien, pero el yoga es ideal para combatirla.

¿Alivia el yoga los estados de estrés, ansiedad y depresión?

El yoga es un proceso continuo, es un trabajo para toda la vida donde existe un continuo aprendizaje. Es una combinación de ejercicio físico, técnicas de respiración, meditación y relajación, que ayudan a alcanzar el equilibrio físico, mental y espiritual del practicante. El yoga es una buena alternativa como tratamiento para la ansiedad, al incorporar la respiración consciente y la meditación. El objetivo es estar consciente de la manera en que respiramos sobre todo cuando los niveles de estrés empiezan a incrementarse, ya sea, por causas externas, o internas, como pensamientos negativos, y/u obsesivos.

Así, las técnicas utilizadas para el control del estrés y la ansiedad son: “la Pranayama o Control de la energía vital por medio de la respiración y la relajación consciente y profunda.

¿Alivia el yoga los estados de estrés, ansiedad y depresión?

Prana es la energía que mueve la vida y Pranayama, o control de la respiración, es el corazón del yoga. Su práctica conecta la respiración y la conciencia, aumentando nuestra vitalidad. Diversas prácticas de respiración guiadas, conducen rápidamente a armonizar el sistema nervioso, relajándolo profundamente.

La respiración abdominal es una técnica sencilla pero poderosa de invaluable utilidad para la persona afectada de estrés o ansiedad. La respiración abdominal consiste en una reeducación respiratoria, fomentando la respiración diafragmática. La finalidad de esta técnica consiste en lograr una respiración abdominal lenta y regular.

Se efectúa en la postura de relajación o savasana (nombre sánscrito). Unos pocos minutos de esta práctica correctamente ejecutada son suficientes para equilibrar el sistema nervioso, calmando y relajando los estados emocionales disfóricos y reduciendo los efectos nocivos del estrés sostenido. Savasana –también llamada el cadáver o la postura de relax- es una de las asanas o posturas de yoga más importantes de la clase, a simple vista la más fácil. Se practica generalmente al final y su propósito es integrar los beneficios de la sesión de yoga en esa posición de relajación absoluta y consciente, y esto es lo que la convierte en una de las más complicadas. Se trata de relajar pausadamente cada parte del cuerpo, y una vez alcanzado ese momento de profunda distensión, sostener la consciencia del descanso, incorporarla y profundizar en ella.

Calma la mente y fomenta el alivio del estrés y la depresión.

¿Alivia el yoga los estados de estrés, ansiedad y depresión?

La relajación Consciente y Profunda: que consiste en un entrenamiento progresivo de la mente en la relajación muscular consciente y profunda, incorpora con la práctica el hábito de permanecer relajado ante situaciones de conflicto, respondiendo de una manera efectiva, y adaptada a la situación. Se efectúa en la postura de relajación o savasana y en combinación con la respiración abdominal.

La práctica del Yoga de manera regular lleva a un nuevo despertar de la consciencia, la mente se vuelve positiva y clara en su pensar habitual. Elimina los efectos nocivos sobre el organismo del estrés y la ansiedad sostenidos, disminuyéndolos considerablemente. Permite reencontrarse con la salud y con la paz y armonía interior. Produce  beneficiosos y profundos efectos a nivel psico-fisiológico avalados por disciplinas científicas.

Es recomendable además, recibir apoyo psicológico que complemente estas prácticas, de ser necesario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.