autoestima sexual

La autoestima es una necesidad muy importante para el ser humano. Es básica y efectúa una contribución esencial al proceso de la vida; siendo indispensable para nuestro desarrollo sano y exitoso, incluso el sexual.

La sexualidad es un aspecto medular del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales.

La autoestima sexual es esa propia valoración, aplicada al terreno de las relaciones sexuales. La autoestima y la sexualidad están íntimamente interrelacionadas, un problema en un área, afecta a la otra.

En consecuencia, gozar de una autoestima elevada está vinculado en gran medida a una sexualidad saludable y plena. Me siento capaz de complacer y de ser complacido, de amar y ser amado, de entregarme plena y satisfactoriamente a mi pareja.

Por el contrario una baja autoestima sexual, supone alguna o todas las conductas siguientes:

  1. Rechazar nuestro cuerpo y/o nuestros genitales.
  2. Calificar negativamente nuestro desempeño sexual.
  3. Imposibilidad de atreverse a realizar nuevas prácticas o aceptación de posiciones a pesar de nuestro rechazo.
  4. Dificultad para expresar con claridad lo que nos gusta y lo que nos disgusta, lo que deseamos hacer y lo que no queremos.
  5. Preocupación exacerbada acerca un buen desempeño sexual, lo que puede originar problemas como la falta de deseo, de orgasmo, o problemas de erección, en el caso de los hombres, e incluso puede conducir a evitar las relaciones sexuales.
  6. Sensación de miedo a la intimidad.
  7. Interpretación como rechazo, a cualquier gesto, acción o comentario de nuestra pareja.

La cultura en la que estamos inmersos tiende a calificar sexualmente al hombre en función de su desempeño y a la mujer de acuerdo a su belleza física, estableciendo parámetros difíciles de igualar, los cuales pueden afectar la autoestima sexual.

¿Cómo mejorar tu autoestima sexual?

  1. Acéptate tal como eres en tu totalidad: cuerpo, mente y espíritu; si tú lo haces, los demás lo harán.
  2. Establece tus propios valores en materia sexual. Cuidado con los perjuicios educacionales y tabúes del pasado.
  3. Afronta la idea, de que no todo el mundo tiene por qué sentirse atraído por ti o que tu pareja puede haber perdido el deseo por causas ajenas a tu persona.
  4. Descubre tu propia sexualidad, conoce las opciones que te atraigan, sin reservas y de igual manera ten una conducta asertiva y dile “NO”, a todo aquello que no desees realizar.
  5. Disfruta porque estás decidida a ser feliz, partiendo del amor, valoración y aceptación de ti misma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.