¿Deseas emprender un nuevo negocio y alcanzar el éxito? Ten en cuenta estos tips-Tuestima-Mente-Visión y liderazgo

Emprender un negocio rentable no necesariamente requiere inmensas cantidades de dinero, iniciar con una infraestructura sólida o crear el producto más innovador. Lo que sí es indispensable, es un buen estudio, planificación y mucha pasión.

Algunas consideraciones universales que son significativas para incrementar las posibilidades de éxito:

  1. Analiza distintas opciones e ideas

Una vez decidas emprender en tu propia empresa, lo primero que debes hacer es informarte sobre las distintas opciones. Fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de cada una de ellas. Es posible que al principio te cueste decidir, cuanta más información manejes, menos margen de error habrá a la hora de iniciar un negocio. Y algo muy importante “que te apasione la idea”, “que te guste”, “que te mueva”. Este punto incluye detenerse a descubrir tus habilidades. No todas las personas cuentan con las características de personalidad necesarias para iniciar un negocio.

  1. Ofrece algo novedoso o “algo existente” pero diferente

Atiende una nueva necesidad o brinda una nueva solución a un problema existente. Desarrolla un concepto de negocios que te apasione relacionado con algo en lo que tengas cierta experiencia.

  1. Conforma el equipo adecuado

Personas competentes y entregadas. También debes hacerlo en el tiempo correcto. Contratar antes de tiempo puede descapitalizarte. Requieres personal calificado para realizar el trabajo. Asigna responsabilidades y delega tareas realizables a tu grupo de trabajo.

  1. Asesórate con profesionales o expertos en la materia

Contacta a las personas inmiscuidas en las empresas u organizaciones similares a la que deseas conformar. Es vital reconocer que debes prepararte y conocer a fondo la materia vinculada al negocio.

  1. Elabora un plan de negocios, te guiará hacia la meta

Uno de los pasos más importantes para iniciar con tu propio negocio, es realizarte muchas interrogantes, para así darles respuesta. ¿Hacia dónde quieres dirigir tu proyecto? ¿Cómo quieres alcanzar esas metas? Redacta la finalidad de tu negocio, qué esperas lograr con él y cómo tienes pensado alcanzar sus objetivos.  Elabora una identidad empresarial. Fija tus metas a corto, mediano y largo plazo, realiza cronogramas, establece plazos para cumplir cada objetivo propuesto. Mantén un plan simple y con objetivos fácilmente identificables, medibles y, logrables.

  1. Equilibrio entre tu plan de negocio y su ejecución

Sé flexible. Tu idea original puede que requiera ser modificada. Mantén una mente amplia y un plan abierto para conseguir las metas que te has fijado a largo plazo. Recuerda que, aunque la idea precede a la acción, es a través de la acción que la idea se valida y toma su forma final. 

  1. Prepara un presupuesto y determina costos

Debes elaborar un presupuesto básico. Todo gasto que conlleve el negocio deberá ser evaluado previamente en función del capital del que dispones. De esta forma siempre tendrás claro el dinero del que podrás hacer uso para el resto de tus movimientos empresariales. Haz investigaciones adicionales y conoce los costos estándar dentro de la industria. Descubre cuánto necesitas para desarrollar tu producto o servicio y crea un plan de marketing. Ten registrado todo el dinero que entra y sale del negocio.

  1. Identifica tu mercado

Haz una evaluación competitiva.

  1. Conoce las obligaciones legales aplicables al negocio

Llévalas a cabo desde el inicio, así te evitarás complicaciones posteriores y mantendrás un orden desde el comienzo.

  1. Contacta a los inversionistas adecuados

Muy probablemente necesitarás algún tipo de financiamiento al comenzar, ya sea de tus ahorros, tarjetas de crédito, o préstamos. Encuentra inversionistas de reconocida solvencia moral y económica, que compartan tu misma pasión.

  1. Elabora tu red de contactos

Sin clientes, tu negocio no podrá existir. Difunde a qué se dedica tu negocio. No es necesario efectuar grandes campañas de publicidad en medios masivos. Aprovecha tu red de contactos y redes sociales.

  1. Ofrece productos o servicios de calidad

La honestidad, responsabilidad y seriedad, es la mejor carta de presentación y propaganda.

Llego el momento de pensar, planear y hacer realidad tu proyecto. Sólo tienes que decidirlo y comprometerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.