Noviazgo que termina y que sabe igual a un divorcio ¿cómo atravesarlo?

Compartiste festividades familiares, eventos difíciles, proyectos y horas y horas de risas y llantos, a eso se le llama “intimidad”, perderla duele igual que un divorcio, aquí te digo cómo atravesarlo.

Me senté a tomar un café y leer un poco; el día me regalaba una hermosa tarde soleada como para despejar la mente unos minutos.

Al lado de mí se encontraba una chica y su amiga conversando sobre los males de amores que las mujeres solemos “atesorar”. (Atesorar, me refiero a lo difícil que es soltar el drama de un evento que te ha roto el corazón, pero no nos hace bien, sufrimos por ello.)

Del otro lado tres chicas tenían una conversación bastante similar.

“Y ahora, ¿qué voy a hacer?”-

“¡Siento que me muero!”-

Y otras expresiones similares que seguro tú habrás dicho o escuchado alguna vez.

Sobra decir que ambas chicas estaban cada una en un mar de lágrimas, entre odiando, amando y extrañando al susodicho. No entendí bien, pero a veces deseaban tenerlo en frente para amarlo a besos y otras para aventarle algo encima y de paso reclamarle lo que hubiera que reclamar.Noviazgo que termina y que sabe igual a un divorcio ¿cómo atravesarlo?

Muchas mujeres NO deciden irse por sí mismas de la relación, empeoran la misma hasta que quien decide irse es él. Entonces se sienten abandonadas, enojadas y tristes; El dolor es intenso, muy intenso.

Igual que un divorcio.                                                                    

No debemos demeritar el valor de una relación, sólo porque no hay un documento que la avale como tal. Durante el tiempo compartido, hubo muchas reuniones familiares, fines de semana, vacaciones, apuros y bendiciones que los unieron y que superaron juntos.

Pasaron muchos “mejores” momentos y muchos “peores” momentos, como cuando a uno de los dos le sacaron la muela o el apéndice y esas cosas no se comparten con cualquiera…Son cosas que unen a la pareja, intimidades.

¿Duele?

Sí.

Lo que había, ya no está. Tu pareja ya no es tu pareja, esa persona que ocupaba tanto de tu tiempo, tu atención y tu energía ya no está…es difícil procesar una pérdida. Sobre todo, si la elección de terminar NO ha sido tuya.

Claro que duele.

Son muchos momentos importantes, y no hace diferencia si estaban casados o no.

Nuestros padres se casaron a los 20´s, y vivieron todo lo que ahora viven las nuevas parejas sin estar casados, pero Sí a partir de la misma edad. Además, conviven a niveles muy personales, hacen viajes juntos, inician proyectos juntos, tienen amigos en común, e incluso viven juntos con el mismo título: somos novios (porque no estamos casados)

Por supuesto que el nivel de intimidad es el mismo que una pareja de casados, y  duele igual que si se tratara de un divorcio.

¿Cómo podemos atravesar esta durísima etapa?Noviazgo que termina y que sabe igual a un divorcio ¿cómo atravesarlo?

*Primero hay que darle al evento la importancia que merece. Es una relación que terminó y que duele como un divorcio.

Quizá no haya temas legales que resolver, pero seguramente sí estarán de por medio las razones que los separaron: infidelidad, reclamos, discusiones, distanciamiento, etc.

*Lo que sea que haya sido hay que empezar a aceptarlo.

*No quieras cambiar el pasado, porque “Si hubiera hecho…” no existe y no puedes regresar al tiempo para modificarlo. Sólo puedes aprender de él desde la responsabilidad de tus propias acciones.

*La vida tiene etapas, si es tiempo de terminar esta etapa entonces déjala ir”. Una nueva con cosas nuevas comenzará para ti; porque hubo promesas que no se cumplieron, viajes que no se hicieron, sueños y conversaciones que no serán.

La vida está llena de cosas que no se concluyen, por tu atención en lo que has vivido, lo que SÍ HUBO.

 *Apóyate en tus amigos y en tu familia para realizar nuevas actividades. Hazle saber a quién deba saberlo que esta es una nueva etapa para ti y que no te hagan preguntas al respecto, repetir la misma historia a todas tus amigas te reafirmará que tú eres la víctima y queremos que salgas de ese estado. ¡Ocupa tu mente en nuevos planes para el futuro!

*Inicia nuevas actividades, retos y desafíos que te sumen y te hagan sentir viva.

Si no es ahora… ¿Cuándo?

Y la más importante…

Si quieres hacerlo en poco tiempo, búscame. He ayudado a muchas mujeres como tú a atravesar crisis como esta; Siempre es un buen momento para renacer y aprender.

Con cariño:

Shala Múgica

Fénix Coach

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.