Para manejar la incertidumbre

¿Cómo encontrar paz y claridad para saber qué hacer en medio de tantos desafíos?

En nuestro amado país estamos haciendo una maestría para lidiar con situaciones imprevistas. Te contaré una reciente anécdota personal. Quisiera que fuese una referencia de cómo vivir con cambios repentinos, en medio de tanta tensión y tomar decisiones en paz. Mi objetivo con este ejemplo es darte una herramienta que te ayude para manejar la incertidumbre.

Nuestros eventos se organizan con meses de anticipación, a veces un año. El que estaba organizando era una certificación del Proyecto Cielo en Aruba. En medio de la organización, cerraron los vuelos directos a Aruba. Para nuestros participantes venezolanos buscamos opciones para volar por otros lugares, Panamá era la mejor opción. Tres semanas antes del evento surgió otra situación y los vuelos vía Panamá fueron cancelados. Todos los venezolanos que participaban ya tenían sus pasajes por esta vía. No podían comprar otros pasajes.

En el pasado, lo que yo llamo mi otra vida, lo primero que hubiese hecho es molestarme y quejarme de cuán difícil es hacer cosas buenas bajo estas circunstancias. En esta oportunidad, en vez de reaccionar, lo que hice fue respirar profundo y rezar. El respirar me ayuda a calmarme y a liberar la tensión en mi cuerpo. Rezar me trae quietud y me recuerda que Dios me dará la solución a este y a cada uno de los obstáculos que encuentre en mi camino.

¿Es cómodo manejar la incertidumbre?

La sensación de no saber qué hacer a continuación o cómo quedará la situación al final es incómoda, no agradable. Pero si aprendes a hacerte amiga de ella, si no la peleas, y por el contrario, la aceptas, puedes salir airoso(a). En general, como no estamos acostumbrados a estos sentimientos, queremos que pasen rápido. Muchas veces nos apresuramos tomando decisiones que con frecuencia empeoran la situación.

En mi experiencia como terapeuta y sobre todo como aprendiz de algunas técnicas de crecimiento personal, sé que bajo tensión, las decisiones no son siempre las mejores. Si estás inmerso(a) en el miedo, la preocupación y la angustia, entonces la creatividad se sofoca y no pueden aflorar esas maravillosas ideas que pueden vencer cualquier obstáculo.  Entonces, a pesar de lo incómodo de las sensaciones, nuevamente respira profundo y busca ese espacio dentro de ti donde hay quietud y sabiduría. A veces esto puede tomar un poco de tiempo, pero bien valdrá la espera para tomar una buena decisión. Esto es clave para manejar la incertidumbre.

Cuando me encuentro más tranquila, entonces empiezo a buscar los posibles escenarios, valorando con calma los pros y los contras de cada una de las opciones. Mientras hago esto, ya ligera de mis emociones, es posible ver con más claridad cuál es el camino a tomar. Otro desafío es creer en tu conexión con Dios o esa sabiduría infinita. Si ese nexo no está fuerte, es un reto que salga de la nada, solo luce como un concepto. Entonces te recomiendo que encuentres tus propias maneras de ejercitar tu fe. Fortalece tu lazo con Dios o como quieras llamarlo. Te aseguro que puede dar un vuelco completo a tu vida.

Tips para manejar la incertidumbre:

1.- Fortalece tu conexión con Dios. Lo importante es que sepas que siempre hay una fuerza superior que te cuida y te guía. Esto no tiene que ver con la religión, que es una estructura. Tu conexión con Dios puede ocurrir fuera de la religión.

2.- Respira profundo. Cada vez que sientas tensión en tu cuerpo, o en tus emociones, inhala mucho aire lentamente unas 5 ó 6 veces para liberar toda la energía emocional negativa y abrir tu espacio a la intuición y la creatividad.

3.- Dedica tiempo a estar en silencio o a meditar. Así encontrarás relajarte y conectar con tu paz interna.

4.- Una vez que estés relajado(a), y te sientas emocionalmente liberado así como con tu mente despejada de la negatividad, entonces detente a revisar distintas opciones de la situación.

5.- Practica la oración cada vez que lo requieras, invoca, agradece a la guía divina que despierte tu sabiduría interior y tu creatividad para poder tomar decisiones.

Las soluciones llegan si te abres a ello.

Seguro quedaste intrigado(a) y quieres saber el desenlace de mi evento. Entendí que no era el momento de hacerlo, era la señal final que Dios me estaba enviando para que lo viera. Tuve que conversar con cada uno de los participantes, de distintas partes del mundo y renegociar con ellos. Contamos además a todas las partes involucradas la verdad de la situación que estábamos atravesando. Aún estamos renegociando con los hoteles y a pesar de que es otro país, entienden bien lo que ocurre en Venezuela. Nuestro deseo de que todas las partes salgan beneficiadas está y sabemos que lo lograremos. Estamos invocando la buena voluntad de cada parte, logrando acuerdos para que todos salgamos ganando.

Parte del proceso de la incertidumbre y de cualquier desafío, es convertirlo en una oportunidad para salir más empoderados. Así que esta certificación se hará en USA el año que viene y me dará la posibilidad de llevar a nuevas personas de otras latitudes.

Por cierto, te invito a participar en mis eventos si aún no lo has hecho. Te aseguro una experiencia que cambiará tu vida.

Este y otros temas de la misma autora, los encuentras aquí en www.tuestima.com y también puedes visitar www.carlaacebeydesanchez.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.