El divorcio: ¿que implica?

Un momento difícil de superar es sin dudas el divorcio. Llega siempre después de una crisis de pareja y lleva mucho tiempo decidir. Las parejas en problemas son aquellas en las que el amor nunca creció y el individualismo se dio a conocer en su etapa más fuerte. El divorcio involucra a muchas más personas como por ejemplo: a terceros que están vinculados de forma directa a la pareja. La separación implica tristeza, pena, culpa, incertidumbre, depresión y muchos sentimientos negativos que corroen el alma.

En muchos casos afecta el perfil físico de la persona, produciendo así trastornos de la alimentación (falta de apetito o lo contrario), del sueño  y estrés físico. Este último puede presentarse en la falta de atención, poca concentración, falta de memoria, y una sensación de soledad.

Cada persona vive de manera diferente el divorcio, porque cada caso tiene factores diferentes que llevaron a la pareja a ese estado…

Todo duelo, toda pérdida conlleva dificultadas o contrariedades más allá de lo sentimental o psicológico, formando parte de la ruptura:

El mejor aliado ante un problema como este, es el tiempo, vivir el duelo y luego renacer como el ave fénix. Asimismo, hay que tener presente que debemos rescatar nuestra individualidad, amor propio y fortaleza interior que llevamos dentro. No existe mejor aliado para superar una separación que la autoestima y esta se recupera, iniciando el viaje hacia nuestro interior, descubriéndonos y aceptándonos como seres maravillosos y perfectos que somos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.