Quiero saber si puedo salvar mi relación

Aunque la frase: “Vivieron felices para siempre” ya no es el “final feliz” de todas las historias de amor de hoy, seguimos creyendo que el verdadero amor es para siempre…

¿Verdadero amor?

¿Existirá el falso amor? Pensemos que existe un solo amor. Vamos, coopera conmigo y pensemos que solo fluye un tipo de amor: El amor incondicional

Recuerda: Amor in-con-di-cio-nal

Regresaremos a eso más tarde; Pero por ahora regresemos al momento en que encontraste tu “media naranja”, tu “alma gemela”, “tu complemento” y en un momento de infinita locura, te uniste a ella pensando que la persona que elegiste es un ente perfecto e incapaz de cometer errores.

Aclaro que creo en el amor, pero quiero ponerte en contexto las ideas en que construimos nuestro nuevo proyecto de vida: Un proyecto de naturaleza compleja, infinita y en constante construcción y que interpretamos como si fuera un cuento de hadas.

Entonces, desde esta perspectiva nos enamoramos con una expectativa idealizada y en poco tiempo responsabilizamos a nuestra pareja de nuestra felicidad, nuestro propio concepto de nosotros mismos y nuestra valía.

Reprogramemos nuestra forma de amarnos.

Tu “príncipe azul” ya se tiene que parecer a (aquí el nombre del heredero al trono del cuento de tu agrado); Por lo que tus expectativas son altísimas…

Y te has enamorado de un ser humano.

Requieres amarle como tal, sin esperar que sea como tú quieres que sea.

Con su propia identidad y sus propios intereses. Sus miedos y sueños; Su propio Ser, eso es el amor incondicional.

Una relación se construye, se riega, se cultiva y se le da mantenimiento todos los días y todo el tiempo, no funciona de forma automática.

Debemos comprender que la atracción es compleja al inicio de una relación y será también compleja la falta de interés de la pareja, es decir que el distanciamiento no surge de un día para otro.

El amor se cultiva, se nutre, y se corresponde. El efecto contrario se obtiene cuando se descalifica a la pareja por sus diferencias u opiniones encontradas buscando cada uno “ganar” una discusión.

Reclamar, llorar, acosar o aplastar a la pareja “seca” el amor; Entonces la separación no es mágica, ni instantánea.

Hay fases de distanciamiento en la pareja, pero la forma más simple de saber si vamos por el mejor camino es la siguiente:

¿Mi pareja disfruta estar conmigo?

Si quieres saber en qué etapa estás o si tu relación tiene salvación, entonces búscame en el Directorio de Servicios Profesionales TuEstima, o contáctame por mis redes sociales, y juntos trabajemos con mi programa de parejas El Tercer Ser, que habla precisamente de la naturaleza de la relación como un ente vivo, que no es él ni tú sino ambos.

Shala Múgica

Fénix Coach

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.