Si eres tú no soy yo… ¿Por qué siento que te odio?

Tu pareja te pidió “un tiempo”, “espacio”, o simplemente decidió terminar;
Dice que no eres tú, pero sientes ira contenida. Tú debes leer este artículo.

Ana y Sandro se hicieron novios en la escuela y al ingresar a la universidad sus actividades cambiaron. Todo parecía acomodarse, aunque no se veían con frecuencia cada uno inmerso en las exigencias de sus vidas fueron distanciándose, hasta que Sandro fue a verla a su campus para tener “la” charla.

Ana estaba furiosa con Sandro por terminar su relación con ella, aunque él no había hecho o dicho nada para lastimarla u ofenderla.

Entonces, ¿por qué ella se sentía así?

Ana tenía un conflicto interno, sabía que no estaba funcionando la relación con Sandro, pero no estaba dispuesta a soltar el proyecto en el que tenía tanto tiempo invertido.

Y no sólo eso; Dentro de ella se estaba gestando una sensación de resentimiento hacia Sandro porque no podía manejar el abandono.

En ese momento Sandro estaba representando a todos los hombres de la vida de Ana que la habían abandonado, sin ser consciente de ello, lo único que ella sentía era un inmenso deseo de romperle la nariz.

¿Esto te resulta familiar?

Si eres tú no soy yo… ¿Por qué siento que te odio?

Muy pocas parejas eligen separarse de forma madura y adulta, en especial cuando sienten que han perdido algo; el lugar que ocupa el “objeto” perdido, ya estaba ocupado y eso no le gusta.

El abandono merece un artículo aparte, todos hemos sufrido algún tipo de abandono en alguna parte de nuestra formación y hemos aprendido a lidiar con ello, sin embargo, hoy lo mencionamos como un factor que magnifica el evento de fondo:

“Tu pareja decidió que desea seguir su vida sin ti”

Ana sintió una necesidad de saber si había alguien más, si habían salido, y cómo se habían enamorado; Ella, seguramente era mucho más linda que Ana, más divertida, mejor en la cama…

Ana ya no escuchaba las palabras de Sandro, ella sólo se preguntaba a sí misma:

¿Por qué?

¿Qué podía haber hecho ella para evitar esto? ¿Dónde estuvo el error? ¿Qué haría ella sin Sandro en su vida?

Hasta ese momento Ana no había hecho más que castigarse a sí misma. Estaba dejando que su Ego hablara y le dijera que todo su valor y valía como ser humano y mujer dependía de que Sandro quisiera estar con ella.

Bien, pues entenderemos ahora por qué el cerebro de Ana está interpretando todo el escenario de esta forma:

El cerebro inconsciente de Ana busca mantener su zona de confort sin cambios, lo más estable posible para evitar gastar energía en adaptarlo a nuevas situaciones que resolver. La zona de confort de Ana es Sandro, sin él, ella tendría que ocuparse de aspectos de ella misma que ha desatendido ya que la pareja es una inversión constante.

Otra de las cosas que el cerebro no está dispuesto a asumir son las “pérdidas”, porque significan modificaciones y nuevamente resolución de conflictos.

No nos gusta perder, no aceptamos con facilidad prescindir de una objeto, circunstancia, lugar o posición; Puede no ser agradable, pero debemos aprender a aceptarlo nos parezca o no.

Manejar la frustración y aceptar el aprendizaje es una de las tareas más desafiantes del ser humano, y cuando se trata de la pareja todo es exponencialmente más impactante para el inconsciente.

No es una tarea fácil, ya que el cerebro se resiste a aceptar. Sin embargo, aplazar la decisión de trabajar en ello es prolongar el dolor de la pérdida.

Si estás atravesando por una separación, yo puedo ayudarte a encontrar las respuestas adecuadas para ti y ayudarte a regresar a tu tranquilidad.

Sólo tienes que querer trabajar en ti para sentirte bien de nuevo, soy Shala Múgica me encuentras en el Directorio de Servicios Profesionales TuEstima y a través de mis redes sociales activadas al final del artículo.

Con cariño,

Shala Múgica

Fénix Coach

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aqui

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.